¿?¿?¿?¿?¿?


Cuchillos de hielo se deslizan lentamente por mis mejillas... Un vacio pleno me oprime el pecho... Dolorosos sentimientos jamás percibidos para los cuales no existen palabras que puedan describirlos...
Duele la mente... al pensar en todo lo sucedido...
Duele el alma... al darse cuenta que no todos son inocentes como creía...
Duele el amor... que sentía por esas personas en las que ahora no se si puedo confiar...
Duelen las palabras... con las que intento convencerme que alguna razón hubo...
Duelen los ojos... de tantas lagrimas derramadas por su causa...
Duele el corazón... cuando se percata que le arrancaron de un tirón una parte de él...
Duele el cuerpo... al no saber como demostrar esta frustración...

Pero no duelen tanto como la confianza... Esa si que duele... duele sentirla... Es como un conjunto de astillas que van a cada parte de un cuerpo que no quiere sentir, va a cada parte en la cual sabe que más va a doler... La hace sufrir saber que alguien le dió la espalda... Que no le importó lo que sientiera ella y la persona que la porta...

Desde su existencia no se entregó plenamente a alguien hasta después de un determinado tiempo... Pero siempre estaban esas excepciones que parecian encajar perfectamente en sus partes debiles e incompletas, y la llenaban... la complacían y la embargaban de alegria...
Tonta ella... las excepciones no deberían existir, porque después son las que más te dañan, las que se burlan a tus espaldas... con otros en los que también confiabas...
Desde su existencia no tuvo a nadie, solo a los amigos... pero algunos no la entienden, ya que tiene a su familia... pero a ellos no podia confiarles sus secretos... sus sentimientos, sus pensamientos...
Amigos era su ser, su existencia, su razón de soñar... Ella daría todo por ellos, hasta la vida... Y con su familia daría todavia más... daría su inexistente sangre, su imaginaria piel, sus palpables sensaciones.
Pero siempre llega el momento en el que algo la desafia, y todo queda entre ella y los sentimienos encontrados de la persona que la porta.
Y al final, todo estalla, la confianza se quiebra liberando en su portadora diminutos hilos que abren una brecha en cada lugar qu tocan. Donde la sangre no deja de brotar y donde nunca cicatrizará.
Muere, Confianza se despide agonicamente de una de sus pocas vidas, dejando que el cuerpo, luche con esos malditos sentimientos, esos incoherentes pensamientos, su estupida vida, dejando que muera la persona. Yo.

Pero que puedo hacer, realmente no me importa lo que hagan, me molesta que no confien en mi.
Decepcion? Traicion? no lo se... por eso, quiero pensar...